Coincidiendo con el anochecer, se aproxima una tormenta que no ha dejado lluvia en Ciudad Real